Archivo de la categoría: deco

ducha – bañera

Ya me centré en un post anterior en la cocina y específicamente en los fregaderos.

Hoy quería hacerlo en el baño y, más concretamente, hacer una reflexión sobre la elección entre instalar ducha o bañera cuando sólo se tiene un cuarto de baño en casa.

Lo primero es pensar en las personas que van a utilizar habitualmente el baño. Si hay bebés, nenes, adolescentes, adultos o ancianos y si alguien tiene algún tipo de dificultad en cuanto a movilidad. Supongamos que no hay ancianos ni pequeñines en casa, habría que pensar entonces en cuántas personas van a hacer uso de ese único baño del hogar. Supongamos que son dos personas las que comparten el baño, hombre y mujer, si sólo son compañeros de piso (no pareja) lo más lógico sería que una ducha fuese más cómoda por rapidez de uso, por ser de más fácil acceso, por optimización del tiempo en cuanto a limpieza del baño se refiere…

Si este fuera el caso y además suponemos que tenemos un plato de ducha en vez de una bañera, lo mejor sería tener una mampara en vez de una cortina de baño.

Y si además el baño es pequeño y sólo tiene lavabo, retrete y bañera-ducha, la elección es más que obvia.

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

Dicho esto, si dejamos volar nuestra imaginación… lo ideal sería que aunque tuviésemos sólo un baño, este tuviera espacio suficiente como para instalar tanto plato de ducha como bañera y así poder usar una u otra según conveniencia. En ese caso mi elección sería clara: plato de ducha de grandes dimensiones con mampara de cristal de seguridad y bañera exenta, con grifería no incorporada en la cerámica de la bañera en sí sino lo suficientemente próxima como para llenar la bañera de agua pero sin que el grifo moleste una vez estés dentro de la misma.

Ya conté hace tiempo, en otro sitio, a otra gente… que hace años digo o pienso cada vez que veo algo que me gusta “esto pa mi casa” cuando ni tengo casa ni previsión de tenerla. Es uno de esos vicios ocultos. Todos tenemos esos hábitos secretos que no molestan, son peculiares y han llegado a formar parte de nosotros pero si dejásemos de tenerlos no nos supondría una gran pérdida. Aún disfrutamos de ellos en silencio, como un placer que uno saborea lentamente en la oscuridad mientras nadie mira.

Una de mis últimas decisiones para esa “futura casa” es que en la cocina el fregadero no será el típico de latón sino uno de piedra, loza, porcelana, pizarra o similar.

¿Qué os parecen? Espero que os enamoren un poquito, como a mi.

decorar, un reflejo de nosotros mismos

La decoración es algo muy personal. Al igual que decidimos cómo vestirnos cada día y vamos definiendo nuestro propio estilo con nuestro peinado, al maquillarnos, perfumarnos e incluso con nuestra manera de caminar. Todo ello es reflejo de nuestra personalidad. Porque queramos o no, la tengamos más definida o menos, todos tenemos una personalidad peculiar que nos hace únicos. En ello reside la belleza del ser humano.

Nuestro hogar es una manera más de demostrar cómo somos y, por tanto, la decoración se adaptará según quienes habiten la vivienda donde residamos.

Lo que vaya a mostrar pues en esta categoría deco será un reflejo de mi misma pero me gustaría poder hacer algún post “bajo petición”. Si os acabáis de mudar, si queréis redecorar alguna habitación o rincón, si vais a renovar la ropa de hogar y queréis consejo… ¡contadme!

Dejad un comentario, escribidme por email, por Twitter, por Facebook, como queráis. Prometo post relacionados con vuestra problemática y muchas fotos que os inspiren 😉

Para que os hagáis una idea de mis gustos: #deco en Tumblr y tablero deco en Pinterest.