reflejos

Los reflejos de la ciudad en el cauce
temblaban
con cada lágrima derramada.
Y la brisa las enfriaba
provocando un escalofrío en sus adentros.
Tragó
una gran bocanada de aire
lo retuvo un instante,
durante el cual flotó sobre ella misma
y al expulsarlo,
se secaron sus ojos
y algo de tibieza recorrió su pecho.
Los reflejos ahora
bailaban para ella.

Los reflejos bailan para ti. Una foto publicada por Amp (@ladelaoctava) el Oct 10, 2014

Anuncios

¡Alimenta este blog con tus comentarios!

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s