20131207-035731.jpg

El sol bañaba de oro los paseos que dábamos por la orilla mientras el mar soplaba entre nuestras piernas, sólo teníamos ojos para mirarnos y entonces recordar que si todo parecía perfecto el instante merecía ser plasmado.

Anuncios

¡Alimenta este blog con tus comentarios!

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s