el clima y sus efectos

Hoy, viernes, ha amanecido el día nublado, como queriendo acompañarme. Es como si alguien o algo dijese “vamos a darle un respiro a esta chiquilla”, al menos es como me hace sentir.

Qué verdad es que cuando uno tiene muchos frentes abiertos pareciera que todo se le fuese a venir encima, pero luego respira profundo, después de haber enloquecido durante un tiempo más o menos prudencial según opiniones diversas, y compartimenta situaciones para dar prioridad a cada una de las preocupaciones.

Creo que todavía estoy en la fase en que respiro, respiro muy fuerte. Como queriendo tragarme de una vez todo el aire que me rodea, como para querer acabar con la atmósfera que nos acoge, como queriendo llenarme de la paz que parece estar instaurada en el mundo. Con sus días y sus noches, sus mareas, sus corrientes de aire… Por que la naturaleza es sólo un reflejo más de algo mayor.

Imagen

No, no me voy a ir por las ramas y ponerme a pensar en nuestros orígenes, ni a hablar de creencias religiosas, buscar un porqué a la vida, ni nada por el estilo. Tranquilos.

Sólo quería reflexionar con estas líneas para hacerme consciente yo misma del momento en que me encuentro. Cual naufrago se agarra al único tablón que encuentra flotando a la deriva en medio del océano.

Si el tiempo aguanta, si el sol es benévolo, igual me atrevo a soltar ese aire que tengo contenido para empezar a soltarlo.

Anuncios

¡Alimenta este blog con tus comentarios!

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s